El camarero parlanchín

El camarero parlanchín

lunes, 15 de septiembre de 2014

¿Legal....ilegal....o alegal?

Todos sabemos (más o menos) lo que es legal y lo que no lo es. O, dicho de otra manera, lo que se puede hacer y lo que no se puede hacer.
No obstante, en hostelería (cómo en todo) hay cosas que no están escritas pero como si lo estuvieran.
Máquina tragaperras. Perdón....máquina recreativa. Suena mejor. Si un cliente está echando dinero de forma continuada y necesita ir al cajero a por más.....se le apaga la máquina.
Si, esto sucede. Hay gente que echa....y echa.....y echa.....y se queda sin dinero.
-Oye, perdona, voy al cajero. ¿Me apagas la máquina?
No habría porqué hacerlo, pero se hace. Y es normal. Está jugando, es un cliente y no procede dejarla encendida y que otro que esté en el local se aproveche de lo que ha jugado el primero. Insisto, si no se apaga y mientras sale al cajero alguien juega....nada que reclamar, pero sería motivo para un pollo importante. Y con razón.
Por el mismo motivo es aconsejable tener cambio suficiente para esa máquina que hasta hace poco sólo admitía monedas. Ahora todas admiten billetes también, pero antes tenías un "servicio" y debías atenderlo. O cambiar el premio que le dé a un cliente. Nadie nos obliga a hacerlo, pero no es normal que alguien marche de un bar con una bolsita llena de monedas de euro.
Este año salió una nueva ley que dio mucho que hablar. La de el uso de aceite en las mesas para aliñar ensaladas y demás. Resulta que tienen que ser envases no reutilizables. Mi teoría es que si alguien quiere rellenar algo....lo hará. No depende de si el tapón que trae es de una manera u otra. Dependerá de cada uno. ¿Estoy diciendo que se siguen rellenando esas botellitas que se llevan a las mesas a pesar de estar prohíbido? Estoy diciendo que se puede hacer, cuando sería fácil vender envases en los que no se pudiera.
Un detalle surrealista. Hace poco compramos aceite y vinagre en esos envases que cumplían los requisitos de esa nueva ley. Resulta que el aceite no se puede rellenar, pero el de vinagre si. Eso dice la ley. Bien, el del aceite trae un tapón de quita y pon (el que quiera puede infringir la ley) y el de vinagre.....no. Es fijo. Es prácticamente imposible rellenarlo. Pelín raro.
El tabaco. Buffff..... tema peliagudo. ¿Qué es fumar? ¿Apagar el cigarrillo a la entrada después de la última calada y echar todo el humo en mitad del bar?
¿Encenderlo dentro y no echar humo hasta que estás fuera? ¿Fumar en los baños?
¿Estar dentro de un bar, al lao de una ventana abierta y tener la mano (y el pitín) fuera?
Son matices. Matices a los que todo el mundo se acoge. Unos para sacar provecho y otros para quejarse de todo.
No está  escrito (creo), pero si un bar cierra y adentro quedan clientes (normalmente conocidos) lo habitual es que fumen mientras se recoge todo. No sé si está prohibido, pero está muy extendido. En teoría ya no es un local público. Ojo, repito que no sé si está bien o mal, sólo hablo de que es habitual.
Algo no escrito pero que suele respetarse es que cuando un autocar para a comer en algún restaurante (sobre todo si es de carretera) al chófer no se le cobra. Digamos que es el que lleva esos clientes a tu bar. Y si lo cuidas te los seguirá llevando. Esos....o los que sean.
-¿Qué tal al mediodía?
-Bien, vino una excursión.
-¿Y qué tal, eran majos?
-Si si, bueno, menos el chófer. Un poco pesao.
-¿Y eso?
-No sé, pagaron cada uno lo suyo, y cuando llegó su turno, le dije.....nueve euros.
-Es que soy el chófer.
-Ah, muy bien. Nueve euros.
-Ya, vale, es que soy el que conduce el bus.....
-Genial. ¿Les queda mucho de viaje? Nueve euros.
-No, no, queda poco. Aquí tiene.
Y pagó sus nueve euros. A ella le parecía un pesao, y ella a él....una desagradecida.
¿Podía cobrarle? Si, claro. ¿Debía? Pues....yo diría que no. Probablemente aquel señor nunca más aparcara allí su autocar con gente.
Insisto, una cosa es la ley, o lo prohibido y otra lo que es habitual. Y siempre, siempre hay una manera de librar la ley. Somos latinos, y perdemos mucho tiempo en la picaresca. A veces para benefiaciarnos de ella y a veces porque estamos ociosos.
Conozco un sitio que vivía de la gente que retiraba para casa a última hora de la madrugada. A las seis de la mañana de cualquier sábado estaba hasta la bandera. Ley de horarios, cumplimiento estricto de los cierres de negocios.....y a las dos y media tenía que cerrar. Es la ley. No puedo tener abierto hasta las siete de la mañana que es de lo que vivía. Bien. ¿Solución? ABRO a las seis de la mañana. Mis clientes pueden venir a tomar la última (como siempre) y cumplo mi horario de cierre.
Otro día.....más.

1 comentario:

  1. Se pueden guardar de un dia para otro las máquinas tragaperras para un jugador? O cuando se cierra el local queda la máquina para el primero qué llegue? .

    ResponderEliminar